Médicos como facilitadores, no tomadores de decisiones

Monday, 11 July 2016

Antonio Ciaglia, el Director de Política de IAPO, explora por qué la confianza debe ser el núcleo de las relaciones entre doctores y pacientes, y cómo esto debería ser un pilar fundamental de la asistencia sanitaria centrada en el paciente.
 

El trabajo de IAPO principalmente pretende lograr atención sanitaria centrada en el paciente globalmente. Sin embargo, no es fácil definir exactamente lo que significa ‘centrada en el paciente’ y qué condiciones deberían ser cumplidas para lograr este principio.

Según nuestra Declaración de la Asistencia Sanitaria Centrada en el Paciente, la atención verdaderamente basada en el paciente se refiere a más que tratamientos asequibles y de alta calidad. Los pacientes valoran otros aspectos menos tangibles también, como la calidad de información que les es proporcionada y hasta qué punto están involucrados en la toma de decisiones.
 

Comunicación abierta y eficaz entre paciente y médico ​

Para que el involucramiento sea autentico y concreto, es esencial que haya comunicación abierta y eficaz entre paciente y médico. Esto es aún más importante cuando los pacientes consideran participar en estudios como ensayos clínicos. En este sentido, los pacientes no son simplemente aquellos que necesitan una cura. Sobre todo, los pacientes pueden ser – y quieren ser – socios, participantes en la toma de decisiones, portadores de perspectivas que deben ser tomadas en cuenta para llegar a decisiones de mejor calidad. Para que esto ocurra, los doctores deben trabajar en colaboración con sus pacientes.

Sobre todo, los pacientes pueden ser – y quieren ser – socios, participantes en la toma de decisiones, portadores de perspectivas que deben ser tomadas en cuenta para llegar a decisiones de mejor calidad. Para que esto ocurra, los doctores deben trabajar en colaboración con sus pacientes.​

Una relación de confianza

Algunos aspectos interesantes surgen de las respuestas de organizaciones miembros en un cuestionario hecho por IAPO últimamente como parte de un programa de investigación más amplio. Casi el 60% de respondientes dijeron que preferirían ser reclutados en un ensayo clínico en la clínica que normalmente asiste para una visita.  Las razones tras esta tendencia clara fueron expresadas por nuestros miembros. Un miembro dijo: “Mi doctor sabe la historia de mi enfermedad y es honesto cuando me aconseja sobre los beneficios y las desventajas [de participar en un ensayo clínico]”. Otro miembro afirmó: “Confío en mi médico. Sabe lo que es aceptable para mí”.​
 

Conclusiones​

Ante todo esto, es posible sacar algunas conclusiones. Primero, desde la perspectiva del paciente, la interacción entre médico y paciente representa un pilar fundamental de la atención centrada en el paciente, dado que dos condiciones claves existan: conocimiento y confianza. Estos dos aspectos están estrechamente relacionados y se fortalecen. Los pacientes deben confiar en su médico porque creen que él o ella sabe lo que es mejor para el paciente. Sin embargo, confiar en el médico no significa dejar que él o ella tomen decisiones por el paciente. Los pacientes solo podrán verdaderamente hacerse cargo de su atención sanitaria si ellos mismos pueden tomar decisiones relevantes. Por lo tanto, a este respecto, el papel del médico es de facilitador en lugar de como tomador/a de decisiones.