La Presidenta de Chile apoya el financiamiento de tratamiento para Enfermedades de Alto Costo

Friday, 30 January 2015

Miembros de IAPO en Chile han participado en la introducción de una nueva ley para cubrir el tratamiento de Enfermedades de Alto Costo.

Organizaciones tal como la Corporación de Psoriasis de Chile, la Fundación GIST Chile, la Corporación de Trasplante, la Fundación de la Comunicología, Maxi Vida y la Fundación CANCERVIDA se unieron, participando en actividades de defensa (advocacy), de concientización ciudadana, y reuniéndose con el Ministerio de Salud y muchos otros. 
 

Ricarte Soto

La Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, recién firmó un proyecto para desarrollar “la ley Ricarte Soto”, que impulsará un fondo estatal para ayudar a los pacientes que sufren Enfermedades de Alto Costo. La ley tiene le nombre del periodista Ricarte Soto quien lideró un movimiento pidiendo una cobertura de la asistencia sanitaria eficaz con un enfoque en las Enfermedades de Alto Costo. 10 000 personas y más de 50 organizaciones de pacientes marcharon en apoyo del proyecto el 3 de Mayo 2013.

La Presidenta de Chile firmó el proyecto el 9 de enero, en conjunto con el Ministro de Hacienda, Alberto Arenas; el Ministro de Salud, Jaime Burrows; la Ministra de la Segpres, Ximena Rincón; y la viuda de Ricarte Soto, Cecilia Rovaretti.
 

La participacion del gobierno

"No queremos más que los enfermos se vean obligados a marchar para obtener sus derechos", señaló la Presidenta Bachelet.

Aseguró que no sólo serán invitados a discutir la ley doctores y expertos, sino que además se sumarán las organizaciones sociales, las organizaciones de pacientes. Hasta el momento, el Ministerio de Salud financia a 2.000 personas que requieren de tratamientos de alto costo, pero va a cambiar. El vice ministro de salud, Jaime Burrows, señaló que, en el futuro, nuevos tratamientos beneficiarán a miles de familias. Burrows explicó que se va a definir más adelante, junto al Ministerio de Hacienda, para determinar qué es un (tratamiento de) alto costo.

Bachelet anunció un presupuesto inicial de $50.000 millones de pesos.